LBrands, los Ángeles de Victoria

Comprar una empresa dejándose llevar por su seductora publicidad, desfiles rimbombantes, o sus potentes estrategias de marketing, es, por norma general un error grave en la inversión.

Lo que no suele serlo es invertir en marcas poderosas, que se hayan creado con mucho esfuerzo y mucha inversión durante repetidos años, porque esa estrategia no solo es difícil de replicar, sino que requiere un tiempo de varios años, que no es posible reducir.

Uno de mis más recientes errores fue la venta de LBrands, la dueña de Victoria Secret, conocida por los famosos desfiles de los Ángeles de Victoria Secret, que en el pasado causaron furor, con las mejores Top Model del mundo, y hoy en día son mal vistos como ejemplo de la prototipación de la mujer.

¿Por qué decidí invertir en ella? Hace 5 años me di cuenta que en la T4, en el aeropuerto de Madrid, lo primero que encontrabas cuando llegabas con el metro a la terminal satélite de los vuelos internacionales era un tienda enorme de Victoria Secret. Allí, cientos de ejecutivos se agolpaban en las afueras de la misma para comprar pintalabios, tangas y todo tipo de ajuar lenceril. La premura por ser reconocidos en sus viajes a latinoamérica o islas paradisíacas, podía más que el precio de los mismos artículos, que eran despachados a toda velocidad por las dependientas mientras corría el plástico de las tarjetas de crédito por sus datáfonos. Allí me di cuenta, del poder de fijación de precios, o power pricing de la marca, y no dudé en que tenía que adquirir unas acciones.

LBrands es más que Victoria Secret, pues tiene otras marcas como Pink o Bath & Body Works, la cual ha funcionado muy bien los últimos años.

image

El caso es que la compañía la compré cuando cotizaba a $20, en 2019, debido a la crisis de identidad y los nuevos patrones en la figura femenina que marcan las modas y la tendencia actual. En Marzo de 2020, la tuve que vender, perdiendo prácticamente un 50%, por motivos ajenos a mi voluntad. Desde entonces, la compañía ha pasado de $10 a prácticamente 66$, en casi un x7 que ha premiado la fidelidad de los accionistas a la marca y la paciencia de los inversores que han sabido aguantar.

Una vez más, el mercado nos enseña una lección, y otro turnaraound de libro, donde una marca potente es capaz de tomar decisiones, reenfocarse, vender la parte menos rentable de su negocio, y salir a flote.

Al menos por el camino, siempre me quedará el consuelo de que cobré los dividendos…

4 Likes

Tengo la sensación que al final, nadie sabe cómo acertar

2 Likes

Nadie. Aunque la paciencia y el sentido común son dos virtudes muy infravaloradas…

2 Likes

Ya cotiza Victoria Secret por si a alguien le interesa ser accionista además de cliente :slight_smile:

3 Likes

Gran error por mi parte vender LBrands. Por lo que he leído, siempre he tenido la impresión de que Bath & Body Works era mejor marca. Los que aguantaron LB, probablemente hayan tenido el premio por partida doble, ahora mismo.

Antes me estuve mirando vsco y parece que esta francamente barata.

Ha corregido por debajo de la ipo y ayer anunciaron una recompra de acciones

1 Like

Después del spin-off ya no veo el negocio tan claro…

1 Like

¿Alguna vez fue un buen negocio?
¿Dónde está su foso defensivo?

1 Like

Los desfiles crearon un Mito auténtico. Es muy difícil crear una Marca reconocida mundialmente. Ahí estaba su “Moat”. Luego vender, cosméticos o bragas da igual, si tu marca es fuerte. Pero se la acabaron cargando…

1 Like

Reconozco que la he mirado por encima. Pero me ha llamado la atención que en estos tiempos un negocio asi cotice relativamente tan barato.