La increíble historia del Colegio Retamar

En el estudio de 2014 sobre los “Fondos de inversión en España, poca sensatez de la mayoría de inversores”. Pablo Fernández Acín, encuesto a una clase de cada curso de los alumnos entre 6 y 17 años de Colegio Retamar (248 alumnos en total), dejándonos este maravilloso informe en el que los alumnos sin ningún conocimiento de finanzas batieron a los supuestos gestores profesionales en el periodo 2002 a 2012.

72 de 248 alumnos superaron a todos los gestores profesionales.
17 de 248 alumnos lo hicieron peor que el peor de los fondos.
La Rentabilidad promedio de los alumnos fue del 105%, frente al 71% de los fondos.
Solo hubo 2 fondos de 52 que batieron al Índice.
109 alumnos de 248 superaron al índice.

Según Pablo Fernández: “el experimento demuestra que muchos inversores individuales pueden tener acceso a mejores rentabilidades que invirtiendo a través de un fondo de inversión; tan solo tienen que invertir la misma cantidad y aleatoriamente en varias empresas. Si un experto fuese realmente un “experto” invertiría su propio dinero y se convertiría en millonario en vez de tener que soportar sus duras condiciones de trabajo”.

4 Likes

Los alumnos tenían que escribir 5 números del uno al setenta (sin saber qué significaban los números). Cada número correspondía a una empresa en la que teóricamente hubiese invertido: la misma cantidad en las 5 empresas (números) elegidos. “Por ejemplo: un alumno escribe los números uno, dos, tres, cuatro y cinco. Eso significa que hubiese invertido la misma cantidad de dinero en las 5 primeras empresas (entre las 70 mayores empresas españolas ordenadas alfabéticamente)… se podría decir que he creado 248 carteras de renta variable española”.

Obviamente, estas carteras tienen el denominado “sesgo del superviviente”, pero el experimento sigue siendo válido. El “sesgo del superviviente” no explica la enorme diferencia entre la media de los alumnos y la media de los fondos. Por otro lado, como se muestra en el apartado 2, también existe “sesgo del superviviente”, en los fondos de inversión.

Este experimento es muy interesante, da a entender que la inversión no es una ciencia exacta.

En mi opinión la diferencia es que los niños no saben nada donde meten el dinero, y en el caso del inversor que invierte en un fondo con un gestor determinado, de antemano tiene una información que no garantiza la rentabilidad pero esa información es valiosa para apoyar la decisión de la inversión realizada, cuando en el mercado vienen mal dadas.

2 Likes