YUM Brands, mucho más que pollo frito

Pocos conocen YUM Brands, aunque si hablamos de algunas de sus marcas estrella, como KFC, la que más franquicias tiene en el mundo, muchas cosas cambian:

La empresa de referencia, fue creada por el Coronel Sanders, una vez jubilado, ya pasado los 60, cuando en España estaría en la cola del Imserso buscando un viaje a Benidorm, allí seguía buscando la receta mágica del pollo frito.

“A los 5 años murió su padre”. "A los 16 años dejó la escuela. A los 17 años ya había perdido cuatro trabajos. A los 18 años se casó. Se unió al ejército. A los 20 años su esposa lo dejó y se llevó a su bebé. Se convirtió en cocinero. en un pequeño café y convenció a su esposa de regresar a casa. A los 65 años se jubiló. Se sintió como un fracaso y decidió suicidarse. Se sentó a escribir su testamento, pero en cambio, escribió lo que habría logrado con su vida y pensamiento. sobre lo buen cocinero que era. Así que pidió prestados $87 para freír un poco de pollo usando su receta, fue de puerta en puerta para vender. A los 88 años, el coronel Sanders, fundador de Kentucky Fried Chicken (KFC) Empire, era multimillonario".

Debajo del elemento de LinkedIn hay una foto descolorida de un Coronel Sanders sonriente sosteniendo un balde de pollo, su retrato estampado en un cartón rojo y blanco. Y debajo de la imagen hay comentarios. “A veces tienes que fallar para descubrir qué funciona”, responde un comentarista. Otro dice: “Inspirador”.

Cada versión es diferente, modificada para atraer a una audiencia específica hambrienta de motivación. Una versión más larga en Facebook, por ejemplo, incluye detalles más provocativos como “A los 20 años, su esposa lo dejó y se llevó a su hija […] Fracasó en un intento de secuestrar a su propia hija y finalmente convenció a su esposa de volver a casa.” y “El primer día de su jubilación recibió un cheque del Gobierno por $105. Sintió que el Gobierno estaba diciendo que no podía mantenerse por sí mismo”.

Lo que comparten las narraciones es una indiferencia hacia la verdad, un afán desconcertante por intercambiar hechos increíbles por una trama melodramática mundana y simplificada. Por ejemplo, gran parte del texto parece ser una versión simplificada de una historia sobre el complot del Coronel Sander para secuestrar a su hija, que se encuentra en un sitio de los testigos de Jehová.com y se atribuye a un artículo sindicado de Los Angeles Times , que curiosamente no parece en el archivo en línea del periódico.

Se pueden tomar muchas otras vías para conocer la extravagante verdad de la vida del Coronel. En 1970, el New Yorker describió al Coronel Sanders , o como lo describe el autor William Whitworth, “un perfeccionista en un mundo imperfecto”, todavía vivo y próximo a los ochenta años. Whitworth relata cómo Sanders se convirtió en cocinero cuando era niño en la ausencia regular de su madre, luego se movió entre la vida de granjero, conductor de tranvía, soldado, bombero de ferrocarril, abogado, vendedor de seguros, operador de barco de vapor, secretario, fabricante de iluminación y una serie de otros trabajos, incluidos los de propietario de hotel y restaurador. Sanders no perdió trabajos, al parecer, tanto como se aburrió de ellos.

Sanders primero construyó una identidad sobre el pollo frito mientras dirigía una estación de servicio con su amante, quien después de su divorcio se convertiría en su segunda esposa, un punto señalado en una de las autobiografías de Sanders. Y dependiendo de a quién creas, recibió su título de coronel honorario en algún momento de la década de 1930 o 1950 del gobernador de Kentucky.

Sanders no se jubiló a la edad de 65 años. Fue entonces cuando vendió su primer restaurante y comenzó a desarrollar la franquicia de Kentucky Fried Chicken en serio. Con casi 60 años, pasaba días en un restaurante, vendiendo su técnica de pollo, cocinando para los clientes y, a menudo, durmiendo en la parte trasera de su automóvil. A los 73, vendió KFC por $2 millones. No era multimillonario, pero vivió cómodamente el resto de sus años.

El artículo escrito en el "New Yorker* , y muchos escritos de la época sobre Sanders, nunca mencionan un complot de secuestro. Aunque una variación del evento aparece, curiosamente, en la autobiografía del Coronel de 1974, La vida como la he conocido ha sido buena para chuparse los dedos . Según una sinopsis del libro de Thought Catalog , el coronel Sanders era un siervo de Dios, con una boca desagradable y dispuesto a golpear a un hombre con una silla. Afirmó que el poder de la oración curó su pólipo en el colon. Todo lo cual quiere decir que la vida de Sanders pide ser descrita, como un personaje de Mark Twain, con muchas pausas para los detalles cómicos, un estilo pausado que no encaja con una publicación optimizada en las redes sociales.

SANDERS INVITÓ A J. EDGAR HOOVER A SU 80 CUMPLEAÑOS

Quizás lo más decepcionante de las aburridas y falsas anécdotas inspiradoras de la vida, que no se limitan a este chef, es lo fácilmente disponible que suele estar la historia real. Entre los perfiles, las biografías y los escritos del propio Sander, la historia de su vida es, literalmente, un libro abierto. Con una excepción, eso es.

En enero de 1968, el coronel invitó al entonces director del FBI, J. Edgar Hoover, a celebrar su 80 cumpleaños. “Creo que nosotros [los ancianos] podemos mostrarles a esos jóvenes de qué se trata [sic] la celebración”. Sanders había escrito previamente a J. Edgar Hoover en 1960 para felicitar su manejo de los “disturbios de San Francisco”, presumiblemente las protestas del “Viernes Negro”, una manifestación contra el Subcomité de Actividades Antiamericanas de la Cámara. Había expresado su confianza en el trabajo de Hoover, quien en este momento enfrentaba el rechazo de los políticos más jóvenes, incluido el candidato presidencial Richard Nixon.

En el archivo del FBI se incluyen antecedentes sobre el magnate de la comida rápida : “El coronel Harland F. Sanders no ha sido objeto de una investigación del FBI”, comienza el informe. La oración va seguida de dos párrafos de texto redactados con largas tiras de tinta negra.

Esa es la historia que vale la pena compartir, y cuyo resultado se puede ver en la empresa que creó:

1 Like

10% anualizado reinvirtiendo dividendos los últimos 10 años:

1 Like

La historia de este hombre nadie sabe bien cuál es la cierta. Igual que la vida de Colón. Podrían hacerse 4 evangelios con la vida del coronel y una docena de películas.

1 Like

Los americanos venden muy bien la historia. Por eso crearon Hollywood. A veces parece que ellos descubrieron Europa, en lugar de nosotros América.

1 Like

Todavia estoy a tiempo por la edad.

A mi me salen unos calamares a la romana y unos boquerones de narices pero claro, no es lo mismo ni tan barato como el pollo.

Tendre que reflexionar

3 Likes

Adelante. Nunca es tarde. Yo invertiré en la IPO.

1 Like

:rofl: :rofl: :rofl:

Gracias por la confianza.

2 Likes

Cuenta con mi espada también!! (Y mi cartera)

1 Like